¡Felicidades, papás!

Imagen

Gracias por curarme el ombligo todos los días cuando era recién nacida, por prepararme y darme los biberones en su punto (calentitos y con espuma), por jugar conmigo al fútbol, por enseñarme a colocar las piezas del ajedrez, por cuidarme cuando he estado malita, por mimarme cuando estaba sensible y por todas las cosas que harás por mí el resto de mi  vida.

Te quiero papá.

[Traducción hecha por mí basándome en las miradas, gestos , palabras y entusiasmos varios de Olivia cuando está con su padre]

Los juguetes favoritos de Martina y Olivia

las dos okEste año ha sido el segundo que nuestras peques han vivido los Reyes Magos, aunque como ninguna ha cumplido los dos años, no se han dado mucha cuenta de lo que significa esta fecha. Además de abrir regalos y ver a mucha gente, no se han acostado nerviosas pensando en lo que les iban a traer Sus Majestades. Me imagino que el año que viene será el primero que disfruten conscientemente, ¿no?  Sigue leyendo

¡A comer puré (ecológico)!

Todo empezó en Berlín. En Semana Santa aterrizamos en la capital alemana, movidos por la ilusión de nuestro primer viaje al extranjero con Martina y porque mi hermano ahora vive allí. Hasta ese momento, el tema de la comida ecológica me sonaba igual que esto ニュスが世界中の提供元から. Ni idea. Pero tras una semana consumiendo estos productos, me enganché.  Sigue leyendo

Mamá, déjame aburrirme un poco

En poco menos de tres semanas leo dos artículos, uno de Carmen Posadas y otro de Carme Chaparro, reivindicando el derecho a aburrirse de los niños. Enseguida escuché a una vocecilla en mi interior que me decía, en muy mal tono, «Lo ves, si es que estás agobiando a la niña con tanta actividad lúdico-formativa…».  Sigue leyendo

Elogio de la lentitud – II parte

Cuando trabajaba en la agencia de noticias Europa Press todo se hacía con urgencia. Sal corriendo a la rueda de prensa, asalta al directivo de turno para preguntarle algo, vuelve a la agencia a toda prisa (antes siempre cogíamos taxis, pero un pajarito de la profesión me ha chivado que ahora, con la crisis, los han prohibido) y escribe el teletipo a la velocidad de la luz; volcando la información de la libreta y la grabadora, sin apenas pensar en lo que estás escribiendo. Y así todos los días. Sigue leyendo

¿Comen bien nuestros hijos?

El próximo lunes tengo la revisión de los 18 meses de Martina y una de las preguntas que tengo preparada para su pediatra es si empiezo ya a darle leche de vaca o no. Yo no soy muy partidaria porque me parece demasiado fuerte (yo misma no paré hasta dar con una leche que hiciera mejores migas con mi estómago y al final me decanté por una leche de soja orgánica que, además, está riquísima). Desde que dejó de tomar el pecho, Martina siempre ha tomado leche de fórmula Almirón (www.almiron.es). En su día, me la recomendó mi cuñada (¡Gracias, Ana!) y en la revisión de los 6 meses la pediatra me confirmó que había sido una buena elección: “Almirón es el Mercedes de las leches de fórmula”. Pues mira tú qué bien. Sigue leyendo

Elogio de la lentitud. I parte

Llevaba mucho tiempo con la idea de este post en la cabeza y finalmente mi padre ha sido el que me ha dado el empujón final al mandarme uno de esos power point con imágenes de paisajes en tonos pastel y música new age que normalmente suelen caer en el olvido de mi bandeja de entrada… Pero esta vez, no. Me detuvo su título: “Elogio de la lentitud”. Lo abrí y allí estaba Carl Honoré, el impulsor del movimiento slow y autor de obras como Elogio de la lentitud y Bajo Presión. Yo ya había oído hablar de él, pero reconozco que nunca había profundizado en sus ideas, así que esta noche he decidido parar el reloj y dejarme llevar…  Sigue leyendo

Aquellos maravillosos años…

Quizá este post pueda quedar un poco viejuno, aunque prefiero decir nostálgico…

Me paro delante del escaparate de una juguetería, buscando algo interesante para Martina. La verdad es que con nuestra obsesión por no hacer de la casa un trastero la pobre tiene pocos juguetes ( la mayoría, heredados) y apenas hemos renovado alguno. Los tiene tan vistos que los ignora. Sigue leyendo

Cómo tener una niña deportista

Todavía es pronto para pensar qué deportes practicará Olivia, pero aunque no quiero imponer mis deseos a los suyos, reconozco que mi intención es llevarla por el mismo camino deportivo que he seguido yo. Creo que la práctica habitual de deportes es una parte importantísima de la educación de un niño, además de un sanísimo ejercicio. Siempre he pensado que es primordial iniciar a los hijos en deportes que puedas practicar con ellos (además de otros deportes que ellos mismos propongan, claro), para que cuando lleguen a esa temible etapa de la adolescencia podamos hacer actividades en común que nos gusten a todos. Por lo menos esto es lo que hemos “mamado” mi hermano y yo en nuestra familia. Sigue leyendo

Las drama mamás son para siempre

El otro día cayó en mis manos un libro que solo por el título ya me cae bien: Cómo no ser una drama mamá: las 101 frases de tu madre que juraste no repetir (Amaya Ascunce, Editorial Planeta). En el libro, que empezó en formato blog antes de dar el salto al papel (Amaya llevaba la web de «Elle» y no acababa de lanzarse hasta que Planeta la fichó), se nos recuerdan algunas frases con base científica (…), otras que provienen de la sabiduría popular (…) y otras que no se sostienen ni con pinzas. El elenco es enorme. ¿Lo ojeamos juntos? Sigue leyendo